Apostando con tacto para ganar en las casas de apuestas

Todo el mundo ha tenido sus más y sus menos con las apuestas deportivas, y son muchas las personas que de vez en cuando se animan a introducir un pequeño importe en Bet365, Bwin o Betfair para apostar en diferentes deportes. Sin embargo, el deporte rey es y será el fútbol, donde se concentra la mayor variedad de ligas y tipos de apuesta. Es probable que tengas algunas experiencias con las apuestas deportivas simples: son aquellas dónde decidimos que equipo ganará un partido concreto, o si el resultado final quedaré en empate. Otros, quizás hayan probado suerte con las apuestas combinadas: aquellas en las que adivinamos el resultado de varios partidos para multiplicar nuestra ganancia.
Más allá de estas apuestas, el mundo del casino online es terreno árido para la mayoría de usuarios que desean comenzar a realizar apuestas deportivas con mayor eficacia. Muchos profesionales ganan un gran volumen de apuestas gracias a las apuestas de sistema o a los hándicaps, tipos de apuesta que no resulta muy difícil comprender una vez tengamos una cierta práctica con los intuitivos menús que las webs de las casas de apuestas nos ofrecen. Sin embargo, es posible que haya ciertos tipos de apuesta que resultan rocambolescos y extraños. Sólo hay un motivo para que estén disponibles de forma continua: los usuarios los demandan y hacen uso de ellos de forma regular.
Para describir algunos de los tipos de apuesta más curiosos nos concentraremos en un casino online líder: Bet365. Esta es una de las casas de apuestas online más accesibles: no necesitaremos registrarnos para visualizar su página principal, y mediante un menú superior de fácil acceso podremos distinguir los distintos servicios que la página ofrece. Como nuestro interés son los deportes, haremos clic en dicha opción y nos dirigiremos al menú izquierdo que nos muestra los diferentes deportes que la casa de apuestas nos ofrece: en este caso, el fútbol.

futbol


Apostar al ganador de una competición que aún no se ha celebrado
Una de las apuestas que más beneficios reporta de una sola tacada a los apostantes es la posibilidad de intentar adivinar cuál será el resultado final de una competición que aún no se ha celebrado. Cuánto más inverosímil resulte el equipo que seleccionemos y más lejana resulte la competición, mayores cuotas obtendremos. Para ello, debemos dirigirnos al menú retráctil de Bet365 y seleccionar la opción ‘Ganador final’. Podremos incluso apostar en competiciones para cuya celebración aún quedan años, como Eurocopas o Mundiales.
Apostar al ganador final de una competición puede parecer una apuesta muy difícil y de baja probabilidad, pero lo cierto es que, con unas pocas monedas, tenemos la oportunidad de ganar cantidades que pueden alcanzar los miles de euros. Aficionados que apostaron a la victoria del Leicester en la Premier League en la temporada 2015/2016 lograron ganar grandes cantidades realizando inversiones irrisorias. Situaciones de este tipo aparecen constantemente en la prensa, por lo que debemos seguir de cerca a aquellos equipos que prometen o pasan desapercibidos en la actualidad, pero que pueden ganar grandes competiciones en los próximos años.

Apuestas al descenso de un equipo
Las apuestas al descenso de un equipo pueden ser una gran inversión si contamos con conocimiento respecto a los equipos de media o baja tabla de ciertas divisiones. Siempre hay equipos que realizan una gran temporada y alcanzan las posiciones de clasificación para competiciones europeas, pero que durante el período de fichajes no logran encontrar buenos refuerzos, o que sufren la salida de sus mejores jugadores.
En competiciones como la Segunda División de España, la volatilidad de los equipos es alta debido a los ajustados presupuestos. En ocasiones, un equipo que antes tenía opciones de ascenso puede pasar en tan sólo el transcurso de un período de fichajes a luchar por el descenso sin que los expertos del mundo del fútbol siquiera lo prevengan. Si somos inteligentes, podremos aprovechar altas cuotas en las casas de apuestas y apostar por el descenso de equipos que a priori parecían tener la permanencia asegurada.
Ocurre lo mismo con las apuestas a qué equipos no descenderán. En este caso, nos convendrá fijarnos en las jóvenes promesas de las canteras de los equipos candidatos al descenso, ya que pueden dar esa ventaja especial al equipo para mantener la categoría pese a las predicciones de las casas de apuestas. En Bet365 también podremos apostar por quién quedara último, o por la selección concreta de equipos que descenderá: en este caso, las cuotas serán enormes debido a que, para que la apuesta triunfe, será necesario acertar de una sola vez qué equipos descenderán.
Llegados a este punto, conviene hacer un inciso para destacar la importancia de los bonos de bienvenida en jugadores principiantes: los bonos son la forma más sencilla de reducir el riesgo de nuestras apuestas, y nos permiten experimentar en diferentes tipos de apuesta sin miedo a equivocarnos. Con un bono de Bet365 podremos obtener dinero gratuito en nuestra cuenta: para ello sólo necesitaremos registrarnos en la web oficial de Bet365, y con nuestro primer ingreso obtendremos un bono que puede variar en cantidad y porcentaje de reintegro. Mientras rellenamos nuestros datos en la web oficial de bet365, aparecerá la posibilidad de meter un código promocional Bet365, que puede multiplicar la utilidad de nuestro bonus y que puede encontrarse en ciertos lugares de la red relacionados con el mundo de las casas de apuestas. No es imprescindible acogerse a éste código para disfrutar del bono normal de Bet365.

Apuestas a la línea de gol
En este tipo de apuestas, decidiremos qué número de goles se marcarán en el partido. Podremos seleccionar si habrá más de un número determinado o menos, decisión que debemos tomar de forma cautelosa y prestando mucha atención a las condiciones internas del partido. Habrá numerosos partidos en los que este tipo de apuesta puede ser increíblemente beneficioso.
Si en el partido sobre el que queremos apostar existen dos delanteras con mucha pegada por parte de ambos equipos, o un delantero goleador en racha, apostar por un número mayor de 4 goles en el partido puede ser una apuesta con cuotas decentes, pero con altas probabilidades de ganar. Si por el contrario ambos equipos tienden a jugar un estilo muy defensivo que busca el empate, con pelotazos largos y faltas que cortan el desarrollo del juego, nuestra mejor apuesta será por un número bajo de goles. En estos partidos también existe una alta probabilidad de que el resultado final sea par (0-0, 1-1), por lo que quizá nos resulte rentable dominar las apuestas de cantidad final de goles par/impar en caso de que los equipos se encuentren en racha de empates.



Apostando por los córners del partido
Aunque parezca increíble, esta es otra de las opciones de apuesta que Bet365 nos ofrece. Y es que los apostantes con más talento para distinguir la táctica del juego y leer entre líneas los enfoques de los diferentes entrenadores de fútbol adoran apostar a este tipo de estadísticas, que están más enraizadas con la realidad de lo que se vive sobre el terreno de juego de lo que pensamos.
Apostar por un número alto de córners puede beneficiarnos en el caso de que el equipo sobre el que realizamos la apuesta tenga tendencia a jugar buscando el recorrido largo por las bandas, doblando a los laterales para colocar centros en el área que en muchas ocasiones serán despejados por la defensa rival…a córner. También podemos utilizar este tipo de apuesta cuando el equipo cuenta con un mediapunta capaz de dar derechazos desde fuera del área que la mayor parte del tiempo terminan entre los tres palos, obligando al portero a despejar a córner. Existen decenas de situaciones en las que este tipo de apuesta puede aplicarse.

Apostando a ‘Empate, apuesta no válida’
Este curioso tipo de apuesta vendría a ser una especie de hándicap asiático al 0:0, es decir, podremos seguir apostando por la victoria de uno de los dos equipos, pero en el caso de que se produzca un empate recibiremos el importe de la apuesta de vuelta, como si nunca se hubiese producido. De esta manera, a costa de una pequeña reducción en las cuotas de apuesta, podremos eliminar una de las tres posibilidades de resultado y contar con muchas más opciones de ganar.
Este tipo de apuesta es muy recomendable en el caso de que dos equipos se dispongan a jugar un encuentro muy igualado. En estos casos, las cuotas para ambos equipos son muy altas, y seguirán siendo a pesar de optar por la anulación de la apuesta en caso de empate. Estas apuestas resultan ideales para aquellas personas que aún se están formando en el mundo de las apuestas deportivas, y que necesitan un margen de tiempo para comenzar a desarrollar las habilidades necesarias para el estudio táctico del juego. Lo importante, al fin y al cabo, es confiar siempre en un casino online que nos ofrezca garantías de ganancia: Bet365 es un gran ejemplo de ello (especialmente si nos acogemos a un bono junto a un código promocional Bet365), pero Bwin, William Hill o Betfair también son grandes empresas en las que confiar.